tragar saliva

imaxe: Rimbaud, by ElyseBlackRose

Despois de moitos anos escribiulle.

Envioulle cartas, anotacións, fotos, todas esas vísceras dobradas que gardamos baixo o horizonte de probabilidades de volver desvelar.

Quería soprar e soprar e ver se a vela se axitaba, ver se a vela ardía.

E a vela axitouse. E a vela ardeu.

Tragou saliva.

Era o único que podía tragar sen medo a mancarse.

4 thoughts on “tragar saliva

  1. Después de muchos años, la redescubrió.

    La leyó, la comprendió y, sobre todo, la añoró.

    Sí, la vela se agitó y ardió, con fuerza; ¿cómo se apagará esta vez? ¿se consumirá lentamente acaso?

    No sé si he de tragar saliva, pero lo cierto es que tengo miedo a dañarte y, sobre todo, egoísta yo, a dañarme.

    Eso sí, siempre nos quedará-unirá nuestro genial “hombre de las suelas de viento”, francés, africano, poeta.

  2. Soy ElyseBlackRose, me ha sorprendido ver este trabajo tan antiguo aquí, la verdad🙂
    Gracias Estíbaliz!

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s